sábado, 22 de enero de 2011

Y DE PRONTO, LOS AGUJEROS NEGROS


El concepto absurdo de hoy:

Cierto día, los astrónomos registran la formación de un nuevo agujero negro. Relativamente cerca de nuestro planeta.

Al día siguiente advierten que se está formando un segundo agujero negro, en la dirección opuesta, pero a la misma distancia de nosotros.

Y al día siguiente se forma otro agujero, y otro, y otro, y otro.

Seis agujeros negros en total. Los seis en el mismo plano.

Los científicos calculan las distancias que unen o separan a esas seis novedades. Descubren con estupor que la proporción de esas distancias y su distribución recuerdan a algo que conocemos bien en la Tierra:

Los agujeros de una mesa de billar.

Justo cuando empezamos a asimilar esa información, sucede algo: Un meteorito impacta contra la Tierra. Nos golpea en el lugar adecuado, con la fuerza suficiente y en el ángulo preciso para que nuestro planeta abandone su órbita y se precipite hacia uno de los seis agujeros negros.

Descubrimos demasiado tarde que alguien ha decidido que formamos parte del juego. Somos la bola azul.

3 comentarios:

Tay dijo...

Que bueno para plagiarlo en Obtusotay... :P

Aunque aun es pronto, tengo que seguir viendo estas ideas absurdas que excretas, tienen potencial!

Juanjo Ramírez dijo...

Si quieres hacer el remake en Obtusotay, yo encantadísimo! :D

Anodino dijo...

Qué buen relato, me ha recordado a los comics de "Tiempo Cero" que leía en mi infancia.