jueves, 20 de enero de 2011

LOS RELIEVES DE LA TINTA


Otro concepto absurdo antes de irme a la cama:

Cuando abrimos un libro y vemos sus letras impresas nos parecen planas. Pero es una cuestión de escala. Si examinásemos esas letras a través de un microscopio, percibiríamos en ellas bastante relieve. Son accidentes geográficos depositados encima del papel.

Ahora imaginad un libro (una novela, un recopilatorio de relatos, un poemario). La tinta formando frases en la blancura del folio.

¿Y si alguien inventase una impresora que grabase todas esas palabras en el papel pero... esculpiendo cuidadosamente cada milímetro de tinta?

Miraríamos con el microscopio cada palabra y comprobaríamos que los relieves de la tinta están moldeados para representar con su forma las cosas a las que se refieren las palabras de las que forma parte dicha tinta.

Así pues, si viésemos con el microscopio una frase que habla sobre Londres, veríamos cómo esa tinta ha sido esculpida reproduciendo los edificios londinenses, y el Big Ben, y el palacio de Westminster.

Si las palabras hacen referencia a alpinistas perdidos en el Himalaya, los relieves de la tinta, vistos al microscopio, mostrarían una reproducción a pequeña escala de la imponente cordillera.

Un cuento ambientado en el Cretácico se imprimiría con tinta que daría forma, con sus relieves imperceptibles, a tiranosaurios del tamaño de un microbio.

Quizá el verbo "vomitar" estaría esculpido con figuras de gente vomitando.

Y de alguna extraña manera, aunque el ojo humano no lo pudiese percibir a simple vista, una parte inconsciente de nosotros apreciaría esa perturbación infinitesimal en los relieves de la tinta y captaría su significado sensorial. Saborearíamos las palabras de otra forma. Las frases leídas se nos antojarían más auténticas, y no sabríamos por qué. No sabríamos que la textura de esa tinta nos está enviando un mensaje, un conjunto de estímulos visuales que esquivan nuestra percepción consciente, pero que propician un matrimonio muy primario entre la arquitectura de esas manchas de tinta y los conceptos a los que pretenden aludir de forma abstracta.

Y si escribes/esculpes un libro entero que transcurre en las calles de Madrid, y nuestra impresora mágica esculpe en la tinta de ese libro todos los barrios madrileños... y a su vez esculpe mil grafitis en las mil paredes de ese Madrid en miniatura... y resulta que esos grafitis cuentan a su vez un segundo cuento; un cuento dentro de un cuento...

... entonces...

¿entonces qué?

10 comentarios:

Manuel Castañeda dijo...

Hola buenas noches ! acabo de ver su peli gritos en el pasillo y me cambio la vida! la gente a veces me dice que soy creativo y a veces que no, que es malo jugar con plastilina y divagar todo el día pensando cosas raras mientras uno se pudre en otros momentos tratando de conseguir dinero para sobrevivir, queriendo hacer lo que uno quiere, bueno creo que dibago de nuevo, jeje ya he recomendado su pelicula a medio mundo y sobra quien me dice qu eme paresco al personaje principal aunque creo que es por su forma de ser y no por que paresca un mani, bueno solo queria mandarles un saludo y agradecerles esa pelicula tan buena que me hace pensar que tal vez lo que yo hago no sea tan malo y podria dar frutos, un placer contactar con ustedes

César del Álamo dijo...

Deja de pensar en estas chorradas y ponte a trabajar, que tienes a los ejecutivos contentos ;)

Juanjo Ramírez dijo...

Muchísimas gracias, Manuel! Bienvenido al mundo de los locos. Si de verdad te gusta, que nadie te lo quite de la cabeza!

César: Si no fuese por estas chorraditas rápidas, qué sería de mi cabeza!

Tay dijo...

Me ha encantado el final... me ha recordado a Roger de Padre Americano :P

Juanjo Ramírez dijo...

Gracias! Nunca he visto Padre Americano! ¿Es recomendable?

Bulldozzzer dijo...

Gran idea sí señor. Un 10!

Juanjo Ramírez dijo...

Gracias, Bulldozzzer!

Tay dijo...

A mi Padre Americano me encanta, especialmente el personaje de Roger, el extraterrestre.

Sin duda es la mejor serie (para mi) de Seth Mc Farlane... y tiene algunas escenas, que, para mi, son de lo mejor que he visto nunca en la tele :D

Marta Terán dijo...

Me encanta!!

Juanjo Ramírez dijo...

Me alegro, Marta!! Graciaas!!