sábado, 13 de diciembre de 2008

Y ENTRARON LOS DINOSAURIOS EN MI VIDA


De alguna manera, tomamos decisiones que, sin nosotros saberlo, son conjuros que invocan en nuestra vida el cambio que buscamos.

En mi caso, fue comprar mis dos primeros dinosaurios de plástico, y entrar en mi vida un compañero de piso. Es gallego, y parece muy majo. Viene de guionista, a Euskolegas. Suelo convivir bien con los guionistas. Y es que los que nos dedicamos al guión tenemos un marcianismo distinto del marcianismo que pueda tener un actor, o un técnico. Además, siempre que hablas cinco minutos con otro guionista, descubres que tenéis un par de amigos o conocidos comunes. Y, cómo no, ese otro tema de conversación tan recurrente en los guionistas: Madrid. Todos hemos pasado por allí, y probablemente allí regresaremos todos, tarde o temprano.

Y sin más dilación, procedo a presentaros a mis dos nuevas adquisiciones. Los dinosaurios alfa y beta de la colección. He tenido problemillas para sacarles las fotos. Donosti no es precisamente una ciudad luminosa, y mi casa no se distingue precisamente por la potencia de mis lámparas. Así que todas las fotos están borrosas y/u oscuras.

Pero al verlas en el monitor del ordenador, he decidido que es casi mejor así. Le aporta realismo al asunto. Porque si hoy día alguien sacase una foto de un dinosaurio de verdad, la foto (todos los sabemos) sería borrosa, indefinida, para que nadie pudiese creerle. Además... las cosas desenfocadas acojonan más.

Mi primera adquisición es esta especie de ESTEGOSAURIO VERDE:



Un bicho curioso, el estegosaurio. Siempre me pareció encantador el detalle de que un mamotreto como ése tuviese un cerebro del tamaño de una nuez. Y las teorías de algunos paleontólogos según las cuáles las placas que llevaba en el lomo eran algo así como... ¡Primitivos paneles solares!


El segundo saurio en adornar mi estantería ha sido esta especie de DILOPHOSAURIO con aparentes problemas hormonales:


Tiene una cara de cabroncete adorable. Esa sonrisilla parece la de un Gremlin post cena de medianoche. Y desde que tengo uso de razón, lo he preferido así que con esa membrana estilo cola de pavo real que desplegaba en Parque Jurásico para escupir a Nedry.


Hay una idea que me seduce especialmente: Los dinosaurios murieron, sus cadáveres se convirtieron en fósiles, y los fósiles se convirtieron en petróleo. Luego, el ser humano extrae el petróleo, con el petróleo fabrica plástico, y con el plástico fabrica dinosaurios de juguete.

En otras palabras, es posible que estos muñecos estén hechos con trozos de estegosaurios y dilophosaurios DE VERDAD.

Y ahora, he de anunciar que esta colección de dinosaurios tiene una PRECUELA.

Porque quizá mi gusanillo de coleccionar a estos pequeñines jamás habría nacido sin un pequeño rebaño que me regalaron hace tiempo. Pueden observar dicho rebaño en la siguiente foto (en el estante inferior).



¿Cómo llegaron esos primeros saurios a mis manos? Es una bonita y curiosa historia. Durante mis estudios universitarios, vivía en casa de mis tíos. Cierto día Nieves, la chica que limpiaba y cocinaba en esa casa, me hizo la cama de una manera peculiar. Cuando llegó la noche y me metí entre las sábanas, empecé a notar bultos que me pinchaban todo el cuerpo. Empecé a tantear a ciegas bajo la funda del colchón, y saqué un dinosaurio de plástico, y luego otro, y otro, y otro...

Desde entonces, los he conservado conmigo. Así que, ¡va por ti, Nieves!

15 comentarios:

El chache dijo...

Me encanta tu coleccion de dinosaurios de plastico, tu idea de que los dinosaurios de plastico esten hechos de dinosaurios de verdad y la historia du tus primeras adquisiciones.
Es genial-chupi.

-Hola chicos: ¿Que tenemos para hoy?
-Pues hemos extinguido a una especie de serpiente y con el petroleo que salga de sus fosiles vamos ha hacer serpientes de plastico.
-Pues eso no me lo pierdo.

Un saludete

Pal dijo...

Yo coleccionaba los que salían en las bolsas de pipas, qué tiempos jaja un día hacemos un intercambio un dibujo tuyo por dinosaurios (me sirve en una servilleta) :-P !!

Juanjo Ramírez dijo...

Chache! Si las especies las extinguen para hacer juguetes, me parece casi justificado! :P Abrazos, y recuerdos a la gente del departamento de recursos Inútiles!

Pal: ¡Qué barato vendes tus dinosaurios! Pero yo encantado ;) Un abrazo, Intrusa!

rafa aw dijo...

Nunca me han llamado la atención los dinosaurios. Es algo extraño. Solo me impactó una peli de dibujos animados japoneses que emitieron en TVE el 1 de Enero de 1985: "La Era de los Dinosaurios" tras el programa Mazapán de Torrebruno:

http://www.youtube.com/watch?v=hOCVJ1_YWsA

Y después nunca me gustó "Jurassic Park" en su estreno hasta que un día descubrí que la narrativa Spielbergiana me engancha a pesar de los dinosaurios. Si rodase una peli sobre las páginas amarillas también me apasionaría.

El chache dijo...

Los muchachos de Recursos inutiles me dicen que a ver cuando te pueden ver. Que ya hay ganas.

Pasate por mi blog y recomiendame un bocadillo. Cuando lo leas lo entenderas.

Un saludete

Kike dijo...

¡¡Vivan los dinosaurios de plástico... y más si están fabricados con dinosaurios de verdad!!

PD: La palabra de verificación de hoy es "neculmli". Me ha parecido gracioso...

Cata dijo...

Como me parece de bonito como entraron en tu vida los dinosaurios... y lo del dinosaurios-petroleo-dinosaurios de plástico.. no hace sino recordarnos que en el fondo todo se transforma.

Besazo

tomas dijo...

No te preocupes por la calidad de las fotos. A JJ Abrams le darían para un par de películas :D

El chache dijo...

Hola. Te he otorgado EL PREMIO DE LA PRIMERA ENTREGA DE LOS PREMIOS EL CHACHE, TE LO DOY POR QUE ME DA LA GANA.
Puedes verlo en mi blog.
Un saludete

Juanjo Ramírez dijo...

Rafa: Cielos! Esa serie! Creo que alguna vez vi algún trozo. Todavía recuerdo el día que viniste a la universidad diciendo "Me estoy haciendo viejo". Cuando te preguntamos por qué, respondiste: "Porque ayer vi Parque Jurásico y me gustó".

Kike: Lo de las palabras clave últimamente es acojonante. Y eso me recuerda a Klatu Varada Nictum, que a su vez me recuerda que no he querido leer tu crítica de ultimátum porque, a juzgar por el título... podría disuadirme de ir a verla :P

Cata: Ya ves. En realidad, teóricamente, podemos tener en nuestro cuerpo átomos que pertenecieron a tiranosaurios y diplodocus en su día.

Tomás: ¡Cierto! Y en The Host también quedan bien los bichos desenfocados ;)

Chache: ¡Mil gracias por el premio! Ya te he comentado en tu blog! :D

Kike dijo...

Por cierto, recuerdo el cuento del que está sacada la primera ilustración. Es ese de unos niños que encuentran un brontosaurio y lo pasean por la gran ciudad con los subsiguientes problemas, ¿No?

Drnky Dean dijo...

Qué maravilla ver que hay más gente que comparte pasiones como los dinosaurios de plástico! A mi me apasionan desde que era pequeño, pero debo reconocer que es extensible a serpientes,y todo tipo de bichejos hechos de plástico. Incluso me gustan las moscas que hay dentro de esos azucarillos de broma para meterle a la gente en el café. Sólo me jode haberme dejado de gastar el dinero en ello por una especie de pudor.

Tay dijo...

Genial! cuanto dinosaurio hecho de dinosaurio!

Sé que no es un dinosaurio, pero seguro que lo disfrutas...

http://es.youtube.com/watch?v=_XbkwbaRdk4&feature=related

Hay otra versión en ingles, pero esta me resulta aun mejor :D

Un saludo

Jack Shadow dijo...

Eso que ha dicho kike me ha recordado horrores a "SE HA PERDIDO UN DINOSAURIO" la película esa de Disney, no la recuerdo muy bien, la tengo por aquí, ahora estoy haciendo ronda audiovisual en el blog, cuando empiece la parte Disney prometo colgarla junto con la de el Dragon Eliot, El cuarto deseo, el abuelo esta loco y todas las demás, Pasaros, voy a colocar cosas grandiosas, terribles, sí; Pero grandiosas y no se lo que duraran ;)

Gonzalo Navas dijo...

Le tengo especial simpatía a los estegosaurios. Luego ya cosas como el velociraptor o el dilofosaurus no me los creo porque oi por primera vez acerca de ellos en "parque jurásico" cuando ya tenía muy cristalizadas mis ideas sobre los dinosaurios.

Mu bonicos los dos, por muñecos de esos flipaba yo en el cole.

Y estaba obsesionado con que el triceratops vencería a un tiranosaurio...legué a enfadarme con algún compañero del colegio discutiendo acerc de ello.