sábado, 29 de noviembre de 2008

TERRIBLES OCHENTA

Sí... Yo también estoy harto de que se ponga de moda recordar los ochenta, pero es que El Reno Renardo, que ya en su día me cautivaron con la magistral Camino Moria, lo han vuelto a conseguir.

Hace un tiempo, mi buen amigo Danirender me hizo llegar este nuevo hit del Reno, que se titula CRECÍ EN LOS OCHENTA.



La canción está de puta madre, y las imágenes que la acompañan... qué decir de ellas. Que a estas alturas de saturación ochentera hayan conseguido sacar un par de cosas que todavía consiguen removerme mierda ahí dentro...

Me sigue doliendo muchísimo ver a Daniel San haciendo la grulla. ¿¡Por qué coño aterriza con el pie malo!? ¡Se supone que el objetivo de la grulla es que el pie que golpea es el pie que aterriza! ¿¡No!?

Ya sé que actualizar en este plan es no hacer bien mi trabajo. En cuanto esté un poco más libre intentaré aparecer por aquí con algo más decente, y que no me hagan el trabajo otros, por geniales que sean.

14 comentarios:

El chache dijo...

Los años ochenta fueron infinitamente mejor. Muchas cosas fantasticas salieron de esa decada.
Dime las cosas que odias en mi blog Que fresquito esta todo.
Un saludo.

Jack Shadow dijo...

yo soy también soy del a generación que se paso el alex kidd...
que grande es ese grupo, su ultimo disco es genial, "El reno renardo y el reino de la cagalera de bisbal" epico.

Cata dijo...

No conocía esa canción, ni ese video... es fantástico!!! (como nos gusta recordar y "hacer nostalgia"... leche!)

Esto no es un trabajo, o no debería serlo... debería ser puro placer... que bastantes obligaciones nos crean para crearnos mas... es tu blog, así que lo actualizas como y cuando te sale de los cojones (ups), solo faltaba :)

Laia dijo...

Los chinitos de la suerte suenan a leyenda urbana ya, todo el mundo los recuerda pero nadie conserva ninguno. ¡pruebas! ¡quiero pruebas!

En general el video está bien, faltan muchísimas cosas que estuvieron presentes en mi infancia, y salen otras muchas que no recuerdo en absoluto, como Parchís y la Bola de Cristal. También las hay que, al ser yo tan pequeña, no significan nada para mi por formar parte del mundo adulto de la época.

Pero bueno, yo no me inclino por una década en especial porque no puedo separar las dos décadas (80-90), la época de crecimiento es muy larga y hay muchas cosas de mi infancia que estan en medio de las dos ¿los caballeros del zodíaco de que década eran?

Juanjo Ramírez dijo...

Chache: Ya te comenté en tu blog! ;)

Jack: ¡el Álex Kid! ¡qué puta nostalgia! Mi primera consola fue una Master System 2. Cuando hicimos Gritos ya estaba rota, así que aprovechamos sus piezas para dar el remate final a un par de decorados (véase el techo de la mampara del cocinero del comedor, o muchas de las piezas del generador de electricidad)

Cata: Tranquila, que obligación no siento, pero sí me gustaría poder escribir aquí con un poco más de calma, o un poco menos de conciencia culpable de "deberia estar haciendo otras cosas".

Laia: Es que nuestra generación (al menos la mía, que soy del 79) pasó la niñez en los ochenta y la adolescencia en los noventa, y eso hace que ambas décadas te influyan de igual manera, casa una a su modo. Como te comenté el otro día, en cuanto empiecen a desenterrar los noventa, el mundo se estremecerá.

Yo tuve muchos chinitos de la suerte, pero no conservo ninguno. Pero son para mí como una magdalena de Proust. Es ver una imagen de ellos, y acordarme del callejón que hay junto a mi antigua casa de Fuerteventura, y la tienda que había en ese callejón (y que cerraron hace un siglo) en la que los compraba. Precisamente el otro día recordábamos los chinitos de la suerte en el trabajo. ¿Serendipia?

Los Caballeros del Zodíaco tienen toda la pinta de haberse hecho en Japón en los años ochenta pero haber llegado a España en los noventa... o muy a finales de los ochenta.

Para mí el baremo de medición es "antes o después de Batman, Regreso a futuro 2 e Indiana Jones y la última cruzada) que las tres son del año 89.

Laia dijo...

Es verdad, ese inseguro y temeroso salto de la grulla mítico. Pero ya te preparan para eso durante toda la película, sobretodo después del innovador "Dar cera pulir cera".

Esa combinación de superación personal y diálogos ridículos también es muy de los ochenta.

Laia dijo...

A mi los caballeros también me suenan a ochenteros pero vistos en los noventa.

"Como te comenté el otro día, en cuanto empiecen a desenterrar los noventa, el mundo se estremecerá."

Espero morbosamente ese momento...

la tumba sin nombre dijo...

Los 80 fueron la cima de la civilización occidental (ni el Renacimiento ni pollas)...

¡Y no volverán! Los CGIs acabaron con ellos.

Juanjo Ramírez dijo...

César: Amen. Pero no perdamos toda esperanza. Si este viernes se ha estrenado una peli que según la premisa es algo así como "Depredador" en la época de los vikingos, es que hay una luz al final del túnel. Si la dirigiese John McTiernan, incluso la iría a vez :P

Anónimo dijo...

Aquí Danimen!
Diré que si no recuerdo mal, este vídeo me lo mandó Naia... aunque ya he decidido que ni mi cerebro en general ni mi memoria en particular van a ser donados, por no encontrarse en buenas condiciones.
Buena prueba de ello es que hace dos noches precisamente soñé que me acechaba un depredador, y consumía el sueño entero en conseguir un tubo de gas para rellenar los mecheros y tal, para hacer un lanzallamas y así pillarle aunque no le viera... los 80 hicieron mella. ¡Vaya si la hicieron!

Jack Shadow dijo...

¿dices outlander? esta bastante bien para el nivel al que se nos esta acostumbrando, yo después de ver, y quedarme dormido, en apalooser tengo miedo de pisar un cine, prefiero pagar por un DVD que merezca la pena, me alegro de que salgan directamente.

Te voy a perdonar el sacrilegio de destrozar un MS2 solo porque estaba rota... y porque era para una buena causa.

la tumba sin nombre dijo...

No trates de animarme, Juanjo... ¡No volverán! ¡¡No volverán!!

¡BUUUUUUAAAAAA!

Juanjo Ramírez dijo...

Qué pena que yo no me llame Prin.

Porque entonces podrías haberme dicho:

Ahora es demasiado tarde, Prin.(César) ;P

Danimén: Ooooooooommmmmm. Soñar con Depredadores es lo más normal del mundo. Más chungo fue el día que Gonzi soñó que tenía a Mel Gibson en su casa. Creo que iba en pijama y todo, el cabrón. Yo una vez, en un mismo sueño, me invitó James Cameron al rodaje de su peli, y luego Zemekis al suyo. Me cayó bien Zemekis, aunque era tan bruto que parecía John Millius.

Jack: Siendo así, igual incluso me animo a ver Outlanders.

Marta dijo...

Menuda joya de vídeo, jajaja y la güeb no tiene desperdicio, gran hallazgo pero a mi me suena a antinostalgia, esto hay que reenviarlo, colgarlo en feisbuq o algo, jajaja.