viernes, 19 de marzo de 2010

DE SOPRANOS Y PERROS



Paladeando la quinta temporada de los soprano. Lentamente. Sigo manteniendo mi teoría de que las series de televisión se dividen en "series sangría" y "series whisky". Las series sangría (24, Dexter, Lost) se consumen de manera rápida, compulsiva. Las series whisky (Los Soprano, Madmen, Carnivale) se consumen poco a poco, saboreándolas con calma, asimilando toda la riqueza de sus matices.

Útimamente combino algunas dosis de sangría (la sexta de Lost (por pura inercia), Big Bang Theory, How I met your mother) con ese whisky añejo con sabor a Gandolfini y a Buscemi y a Wiener y a Imperioli y a muchas cosas más.

Voy por el capítulo 5x07 y no deja de conmoverme ese inteligente recurso que utilizan los guionistas para humanizar a Tony Soprano. Los animales. Tony es un cabrón capaz de vender o asesinar a cualquiera que tenga la suficiencte carencia de dedos de frente para jugarle una mala pasada. Toda esa compasión... toda esa empatía que no puede permitirse con los seres humanos que le rodean... la vuelca en los animales, ya sean estos patos, yeguas o perros.

Me cae bien la gente que se portan bien con los animales. Es relativamente sencillo portarse bien con las personas. A fin de cuentas, hay factores de presión social en juego. Si no eres bueno con la persona inadecuada, esa persona puede contar su experiencia a otras personas y joderte la vida. Pero los animales... Creo que para tratar bien a un animal hay que tener un corazón muy puro. Porque nadie te va a rendir demasiadas cuentas por joderle la vida a un animal. Porque ningún animal va a ir por ahí contando las putadas que tú le has hecho.

Tony, amigo mío. Me da igual que vayas por ahí cargándote a seres humanos... mientras sigas preocupándote por el bienestar de tu perro.

8 comentarios:

Laia dijo...

¡has vuelto esporádicamente!

:-)

Juanjo Ramírez dijo...

Esporadiquísimamente!! :D

Gonzo dijo...

ya verás cuando alcances la sexta temporada... otra cosa fundamental de esa obra maestra son los sueños de Tony Soprano... imprescindibles... por cierto, mi próximo proyecto, aunque no venga al caso, o el que me gustaría contar si me dejan y financian va sobre un perro... lo sé, una locura, pero es así.

Juanjo Ramírez dijo...

Gonzo: En la quinta temporada ya hay un sueño acojonante. ¡Y sale Annete Benning! Así que un perro! Ya sabes lo que dijo Hitchcock sobre rodar con animales, con niños o con Charles Laughton. Que Dios te pille confesao!

César del Álamo dijo...

Vi el otro día (bueno, ya hace unos meses) una película llamada "Red", protagonizada por un INMENSO Brian Cox, que es algo así como una peli de Charles Bronson, pero, en vez de matar a la mujer del prota y violar a su hija, le pegan un tiro a su perro, y me dejó hecho mierda.

Es increíble lo mucho que puede afectar ver violencia (falsa, of course) contra los animales, muchísimo más que ver violencia (falsa también, of course) contra las personas.

Juanjo Ramírez dijo...

Sí... A mí me ocurre lo mismo. Por eso no suele gustarme ver pelis de animales (a menos que sean de animales que se comen a las personas ;P )

Rubentxo dijo...

Curioso, lo de los animales. Todavía odio un poco a George Clooney por matar con su mirada a la pobre cabra...
Es un recurso muy utilizado en cine y tv, y siempre funciona. ¿Te acuerdas del malo de "El inspector Gadget" (dibus), siempre acariciando a su gato?
Saludos.
Una verdadera alegría ver que hay vida en este blog, por cierto.

Tay dijo...

Me alegro de que Tony te traiga de vuelta!

Aun solo he visto el primer episodio de Los Soprano, pero ya me llamó la atención su interés por aquellos patos de la piscina :D