miércoles, 3 de septiembre de 2014

LISTA DE GENTE DESPRECIADA POR GENTE QUE NO PIENSA POR SÍ MISMA


A veces me sorprende la capacidad que tenemos los humanos para desacreditar a gente que ha logrado mucho más que nosotros.

No tiraré la primera piedra porque no me considero libre de culpa, pero llevo tiempo queriendo hacer una lista de grandes profesionales que la gente tiende a denostar por pura inercia.

Gente como por ejemplo:


- SYLVESTER STALLONE:




Parece muy fácil despreciar a Stallone: Un cacho de carne, un musculitos, un ceporro con cara de alelao.

Entiendo que a muchos les tire para atrás su maniqueísmo, su conservadurismo reaccionario, su tendencia al campechanismo más naif, su tufillo a la "era Reagan". En ese sentido le ocurre lo mismo que a otro grandísimo - siempre en mi opinión - artista infravalorado: Mel Gibson.

Nadie os obliga a comulgar con él.

Pero no comulgar con alguien no implica menospreciarle.

Como suele decir mi amigo César del Álamo, Sylvester Stallone fue la primera persona en ser nominada al Oscar a mejor guionista y a mejor actor en un mismo año... desde Orson Welles en Ciudadano Kane.

¡Porque el puto Stallone escribió el guión de Rocky! Peli antológica que muchos desprecian porque dan por hecho que es una peli macarra de boxeo... cuando es un PELICULÓN sobre la vida en general.

Quizá parte del malentendido se debe a que las secuelas de Rocky fueron evolucionando progresivamente hacia un registro más polarizado, más palomitero. (y os lo dice alguien que adora la saga de Rocky EN SU TOTALIDAD. Incluso soy capaz de defender un poquito Rocky V) Pero la primera entrega de Rocky es otra liga, y muchos os habéis perdido esa obra maestra por una mera cuestión de prejuicios.

Algo similar ocurre con Rambo. La gente la asocia con una saga palomitera y panfletaria, o con un humorista que se inventó una frase que ni siquiera salía en la película ("No siento las piernas") pero la primera entrega de Rambo (escrita por el propio Stallone) es un precioso - aunque desgarrador - alegato antibelicista. Y la última entrega de la saga (dirigida por el propio Stallone) es un tratado filosófico muy incómodo, puro arte y ensayo. Algo con lo que uno puede o no estar de acuerdo, pero que no merece ser menospreciado.

De hecho, la mayor parte de los que critican a Stallone por ser un "musculitos descerebrado" ignoran que ese señor escribe y/o dirige la mitad de las pelis en las que aparece.


- STEPHEN KING:




Cuando yo era pequeño (es decir, a los veintipocos años) también miraba a Stephen King por encima del hombro, como si fuese un autor de libros basura. A esas edades uno venera a Lovecraft, a Poe, a Kafka... y simplemente no asume que un escritor vivo pueda ser el más digno heredero de toda esa tradición de literatos muertos, o incluso llegar mucho más lejos que ellos.

Supongo que es fácil albergar prejuicios contra Stephen King porque ha logrado ser un autor de bestsellers. A nadie le gusta reconocer que un genio puede venderse en las librerías de los aeropuertos.

El caso es que cuanto más conozco - y admiro - la obra de Stephen King más trabajo me cuesta entender cómo algo así se ha podido convertir en carne de bestseller. Porque King no sucumbe a los ritmos frenéticos de otros novelistas comerciales. Porque tamiza los temas que toca con una visión demasiado incómoda, demasiado escabrosa. Porque es sutil, porque desarrolla y mima a sus personajes con una paciencia de planta que crece, porque cuida el universo simbólico de sus narraciones de una manera que empalmaría al propio Jung.

Hay que reconocer que, en cierto sentido, Stephen King es el Woody Allen de la literatura. Publica tantas novelas por minuto que no todas ellas pueden ser obras maestras (aunque todas ellas tengan perlitas dignas de un maestro) Pero evidentemente un tipo que ha escrito cosas como IT, Langoliers, Cementerio de Animales, Mientras Escribo, Un saco de huesos... merece el premio Nobel.


- MARÍA LAPIEDRA:




Ésta es la única mujer de la lista. No ha sido intencionado. Quizá se deba a que estoy polarizado por el sistema heteropatriarcal, o al hecho de que casi todas las mujeres que admiro son valoradas como se merecen por esta sociedad. Si tenemos en cuenta que esta sociedad está enferma, podemos llegar a la conclusión de que me estoy dejando valiosos tesoros por el camino, así que os animo a escribir un post similar a éste pero en el que se mencionen muchas mujeres y un único hombre.

Quizá os extrañe que elija a María Lapiedra, una diva gamberra del porno y/o erotismo.

Creo que esta chica le da grima a mucha gente por el mero hecho de atreverse a tener personalidad dentro de un mundillo en el que estamos acostumbrados a que la mujer sea un mero objeto, un trozo de carne, mercancía de charcutería (¡coño, mira, igual que Stallone!)

Cuando una tía además de enseñar las tetas pretende hacer bromas y cantar canciones jocosas pasa a considerarse automáticamente una petarda. Pero a mí me nace romper una lanza por esta señorita. Pecibo algo muy liberador en su gamberrismo y en su desenfado. Cuando Torbe hace lo mismo que ella, es el puto amo, pero si lo hace María Lapiedra, nos reímos de ella.

(aunque, ahora que lo pienso, Torbe a su manera también merecería entrar en esta lista)


- STEVEN SPIELBERG:




Siempre he dicho que la manera más efectiva de convencerse de que no existe nada objetivo en el mundo del cine es el hecho de que mucha gente menosprecia a Spielberg.

Para mí Spielberg es DIOS.

Si hay gente capaz de discutir eso, queda claro que no existen verdades absolutas en el Arte.

Al igual que ocurrió con Picasso en el mundo de la pintura, Spielberg ha revolucionado varias veces el mundo del cine a lo largo de su vida. Ahora mismo no se me ocurre ningún otro que haya logrado eso, exceptuando a Orson Welles, y puede que a Hitchcock.

El cine no volvió a ser lo mismo después de Tiburón, ni se volvieron a hacer las pelis de aventuras de la misma manera después de En Busca del Arca Perdida, ni se volvieron a rodar igual las pelis bélicas después del Soldado Ryan.

Cada vez que vuelvo a ver Encuentros en la Tercera Fase me siento tan pequeñito que me entran ganas de acurrucarme en el interior de un dedal.

Nunca faltará algún modernito que diga que Spielberg fue bueno en sus primeros años pero luego se acomodó en el stablishment y se vendió al sist... ¡¡Cállate, gilipollas!! ¡¡Hay más cine en cualquier fotograma de War Horse que en toda tu puta vida!!


- FITO:




No me refiero al pesao  (aunque respetable) de Fito Páez. Me refiero a Fito Cabrales, de Fito y Fitipaldis.

Me podéis decir que ya no es igual que cuando estaba con Platero, me podéis decir que se ha vendido, que se ha vuelto comercial, me podéis decir que es un "quiero ser Joaquín Sabina y no puedo", que la mitad de sus canciones consisten en pervertir refranes y frases hechas y que el 80% de ellas son tan similares que parecen la misma canción.

No tengo argumentos para discutiros eso, ni tengo argumentos para rebatir a gente que sepa de música, porque yo en ese tema soy un zote (aunque algunos amigos míos que sí entienden del tema me dicen que Fito Cabrales es un guitarrista maravilloso, y ésa es mi sensación cuando le escucho)

Desde mi posición de profano sólo puedo decir que me encantan las canciones de Fito, aunque a veces las confunda entre sí. Me transmiten una energía y un buen rollo casi terapéuticos. Cuando estoy en un garito infecto rodeado de gente a la que ni siquiera puedo oír y... de repente... suena una canción de Fito... sonrío y me agarro a ella como un náufrago a un tablón.

Entiendo que a muchos sibaritas no les guste la música de Fito, o que mucha gente normal no conecte con ella, pero una cosa es no comulgar con su trabajo y otra bien distinta es arremeter enérgicamente contra él como si sus canciones fuesen la misma basura vacía y prefabricada de algunas de las marionetas que copan el top ten.

La gente que juzga a Fito como insuficiente me suele parecer muy respetable, porque suele ser gente que entiende de música mucho más de lo que yo entenderé en la vida. Pero no entiendo ese ensañamiento visceral y agresivo contra él. Yo creo que en todo lo que hace Fito hay corazón.

Y no sólo me gustan sus canciones. Me gusta su actitud, me gusta su filosofía de vida. Siempre que le escucho en entrevistas me entran ganas de abrazarle. Cuando trabajaba en Vaya Semanita le tuvimos como invitado y fue maravilloso. Una actitud realmente entrañable.

Hay dos anécdotas sobre Fito que me encantan. No las viví personalmente, así que son anécdotas de segunda mano:

1- En cierta entrevista explicaba por qué se separó de Platero y Tú. Decía que de repente no se sentía honesto cantando canciones tan macarras y tan revolucionarias cuando en aquel entonces ya vivía en un chalet de dos o tres pisos. Por eso dejó el grupo y empezó a cantar otras cosas.

2- Hace unos años Fito estaba firmando discos en el Corte Inglés de Castellana. La cola era tan grande que se perdía en la lejanía. Él estaba obligado a firmar libros sólo hasta las 20:00 o las 21:00. Cuando pasó esa hora aún quedaba una cola interminable, así que él siguió firmando. A las 22:00 tenían que cerrar el Corte Inglés y le dijeron a Fito y a los fans de la cola (que seguía siendo muy grande) que... sintiéndolo mucho... las firman tenían que terminar. Entonces Fito se acercó al bar de en frente, pidió que le sacasen una silla y una mesa a la calle y siguió firmando discos hasta que la cola se terminó. (me he inventado las horas. El resto de la anécdota es tal y como me la contaron)


- IKER JIMÉNEZ:


Es muy fácil meterse con el mundo de lo paranormal en general y con Iker Jiménez en particular.

No voy a entrar aquí sobre si creéis o no en ciertas cosas. Yo, por mi parte, quiero creer en un montón de asuntos pero mantengo una actitud escéptica. Soy artista pero provengo de una familia de científicos. Por otra parte algunos de esos científicos, a pesar - o además - de serlo, son profundamente religiosos.

Aunque, como decía, no quiero hablar en este post sobre si creemos o no en cuestiones sobrenaturales. Quiero hablar sobre que: Desprestigiar a Iker Jiménez simplemente por los temas que trata me parece un síntoma de inmadurez y de cegera.

Creo que Iker Jiménez es uno de los mejores comunicadores que tenemos en la televisión actual (y probablemente el mejor de la radio actual). Es algo así como el nuevo Chicho Ibáñez Serrador. Desde un punto de vista formal, creo que ningún otro programa en nuestro país alcanza el nivel que alcanzan (él y su equipo) tanto en tele como en radio.

Pero más allá de todo eso opino que existe en él una cualidad aún más escasa y, por lo tanto, aún más reseñable:

Creo que Iker Jiménez es el periodista más HONESTO que he visto en una pantalla desde hace mucho tiempo.

Creo que Iker Jiménez ( y su equipo) son las personas que mejor han sabido adaptarse a los ritmos y exigencias de la televisión sin perder la esencia de lo que le (les) impulsó a dedicarse a esto. 

Del mismo modo en que mucha gente opina sobre Stallone sin haber visto Rocky, muchos acusan a Iker de intentar vendernos la moto con sus fantasmas y sus marcianitos sin haberse molestado en escucharle. Yo, tras tragarme muchas horas de tele y de radio con Iker Jiménez y sus colaboradores, pondría la mano en el fuego por él:

Creo que es relativamente fácil que engañen a Iker Jiménez porque - al menos eso parece desde fuera - conserva una actitud inocente, una confianza casi temeraria en la nobleza del ser humano. Pero si algo puede afirmarse de Cuarto Milenio y de Milenio 3 es que cada vez que les meten un gol, son os primeros en reconocerlo. Al margen de lo que penséis sobre los temas que tratan, no he visto periodismo más honrado ni mayor caballerosidad decimonónica en estos tiempos convulsos.

Al igual que ocurrió con Fito, cuando estaba en Vaya Semanita también intentamos traer a Iker Jiménez como invitado, pero se resistía. Imagino que no quería hablar de sus pasiones en un programa tan aparentemente "ligero". Otra cosa que tiene Iker Jiménez y que no tienen otros es que se toma sus temas muy en serio, sin querer despojarlos de su carácter sagrado. El caso es que en Vaya Semanita contaba con un buen número de fans. Le habríamos tratado con bastante cariño.


- MARIANO OZORES:



Y cuando digo Mariano Ozores, me refiero a las "españoladas" en general. Algunos las llaman las "ozoradas".

Demonizamos ese tipo de películas considerándolas charcutería de baja calidad, pero esas pelis lograban algo que casi ninguna peli española logra hoy en día: LLEVABAN A LA GENTE AL CINE.

Ya sé que es muy tópico decir que el año que se estrenó Star Wars la peli más taquillera en España fue Pepito Piscinas. ¡Pero es que ES VERDAD, joder! Hubo un tiempo en que el cine español era como el francés; un tiempo en el que al público español le interesaba pagar por ver pelis que se hacían en su tierra.

Muchos os dirán que todo se debía a la carnaza fácil, a las suecas, al destape, a mostrar tetas en una España que llevaba muchos años reprimida. Pero no todas las pelis eran así. Yo creo que lo que llevaba al público a disfrutar esas historias era una cuestión sentimental. Aunque esas "españoladas" no tuviesen el tiempo ni el dinero necesarios para ser obras maestras, estaban hechas con amor: Tocaban unas fibras sensibles muy concretas. Hablaban de problemas sociales, de perdedores que estaban sin trabajo, de gente que quería prosperar en tiempos difíciles, de padres que querían que sus hijos se enorgulleciesen de ellos, de preocupaciones muy innatas, muy auténticas...

Despreciamos las "ozoradas" desde la comodidad de nuestro siglo XXI... pero entonces HABÍA INDUSTRIA DEL CINE en España. Los profesionales del medio no paraban de trabajar, encadenaban unas pelis con otras porque el público las consumía.

Alguien me habló de una entrevista en la que Mariano Ozores decía algo así como: "A mí me habría encantado hacer películas como El Apartamento de Billy Wilder, pero la gente pedía otra cosa, y había que comer." Algunos verán ahí a un prostituto que sacrifica sus convicciones artísticas. Yo veo a un tipo que hacía lo mismo que hacen la mitad de los que tienen éxito hoy día... pero con muchos menos medios, con mucho menos tiempo y con muchas menos ínfulas.


- ALEJANDRO JODOROWSKY:




Es muy difícil hablar de Jodorowsky con un mínimo de sensatez, porque él mismo hace todo lo posible por meterse en terrenos donde la sensatez no hace pie.

Curiosamente, a Jodorowsky lo conocí antes en su rol de "terapeuta mesiánico" que en su rol de director de cine y artista de comics. Al menos puedo decir, para contentar a los snobs, que esa faceta suya de terapeuta la conocí un poco antes de que "se pusiera de moda".

Y otra cosa que se ha puesto muy de moda es criticar a Jodorowsky como una forma de gritarle al mundo: "Yo soy demasiado inteligente para tragarme tus mierdas." Y no me extraña. Reconozco que tengo una especie de relación "amor-odio" con este señor, o al menos con la clase de "fans" que suele aglutinar a su alrededor.

Pero si nos metemos en terrenos junguianos, lo que uno odia no deja de ser un reflejo de sí mismo.

Personalmente creo que Jodorowsky es otro ejemplo de tipo con el que, aunque uno no comulgue (o comulgue sólo en ocasiones) no merece ser desacreditado de forma tan feroz. Los detractores de Jodorowsky son muy agresivos y normalmente no pueden presumir de haber vivido y/o intentado la mitad de las proezas y encrucijadas de esa persona que critican.

Personalmente creo que es un error percibir a Jodorowsky como un iluminado (ningún iluminado hablaría tanto) porque, entre otras cosas, eso genera un rechazo sistemático. Yo prefiero disfrutar de ese señor excétrico y de las piedras preciosas que nos ofrece en sus pelis, en sus cómics, en sus proyectos naúfragos, en sus entrevistas...

Hasta aquí llega mi lista de reivindicaciones. ¡Os animo a que escribáis la vuestra!!



2 comentarios:

AkaTsuko dijo...

A mí más que sus cosas concretas, lo que me fascina de Jodorowsky es su capacidad para abordar tantos medios. Cine, literatura, cómics... me parece muy digno del término "creador". Me flipa esa falta de limitaciones.

Sí, el desprecio al cine español pre-corrección política es muy triste. ¡Vivan Pajares y Esteso joder! Sus comedias son eso, comedias, tan válidas en su formato como las que llegan de USA o de donde sea. Pero claro en aduanas no se aplica el cainismo...

En lo demás, pues no sé. Más que Stallone, últimamente veo mucho desprecio a la testosterona hollywoodiense, al cine de acción pre-antihéroes trágicos tipo Bourne y demás. Le pasará a ese cine de la era reagan lo mismo que a las ozoradas. Que para quedar bien hay que decir que estás por encima de ello.

Ejemplos personales, agotado estoy de ataques a:

Michael Bay: Y no me gusta tanto, pero joder, ni que fuera el único director de productos masivos mediocres.

Zach Snyder: Lo del tan cacareado abuso de slow-mo sería válido como crítica si fuera uso malo o incorrecto del mismo (véase Blade Trinity). Y no lo usa tanto, ¡tiquismisis! La peña es que se agarra a una cosa y no la suelta, la virgen.

Guy Ritchie: Ya menos, como asoma menos la cabeza y Holmes se ha adaptado mucho como para tener contento a puristas...

Seth McFarlane, o más bien Padre de Familia: Que sí, que tiene cosas imperdonables, pero las primeras temporadas están en mejor forma que los Simpsons post muerte de Revilla. Y American Dad es genialísima se pongan como se pongan los detractores del modelo McFarlane (ya sé que este corta poco el guión de esta, pero es la figura pública).

Creadores en LOS NOVENTA a través de su falta de molonidad (?): Cuanto más descubro de la sobremitificada década anterior, que es con la que comparan, más se cae el mito. Hay mucha mierda en todas las décadas. Y mucho que merece la pena.

Profesionales del Doblaje. Ya es que no quiero decir más sobre ello.

Hideaki Anno: Hoy en Otakus que no piensan por sí mismos os enseñamos el saco de ostias al que referirse cuando queráis tiraros el moco en plan entendidos del "mundillo".

---------
Ejemplos como testigo, veo que les atizan mucho, pero me da lo mismo.

Lindeloff, el guionista ese de los misterios: No he visto nunca Lost, pero sí he visto muchas, muuuuuuuchas lanzas volando hacia el tipo. Prometheus me gustó a pesar de todo, aunque si no está en la secuela tampoco me voy a disgustar.

Pablo Motos: Si no hubieran dejado el formato semanal, creo que el Hormiguero no sería tan odiado/odioso...

Paquirrín: Mientras no atropelle a nadie...

Falete: Hay otros muchos para hacer una broma sobre obesidad...

Youtubers: No sigo a ninguno. Es su medio, dejadles tranquilos, que ya se les pasará el éxito. Pasa con todo.

Autoras de literatura blandurria femenina: La de Crepúsculo, Anne Rice, la de Juegos del Hambre...

---------
Ejemplos de mea culpa, gente que reconozco odiar demasiado:

Wes Anderson
Vigalondo
Miyazaki
Ciertos Podcasteros medio famosillos que me conviene no nombrar (yo soy más de textos, del blog a pelo, pico y pala)

Un saludo.

PD: Ojo con Torbe. Existen ciertos rumores, no, afirmaciones, que señalan los comienzos del imperio Torbe, en plan explotador total, pagando miserias a "milf" desesperadas en paro para sacar los clips de "amateurs"... uff.

Juanjo Ramírez dijo...


Menua lista! Mil gracias!